Arch Manning se compromete con Texas: cómo el mejor QB de reclutamiento cambia el panorama para Longhorns, los contendientes de la SEC

Arch Manning tuvo la oportunidad de seguir a su abuelo Archie y su tío Eli a Ole Miss. Podría haber seguido los pasos de su otro tío, Peyton, y haber jugado en Tennessee. Se le dio una línea abierta para unirse a la dinastía de fútbol americano universitario más grande de todos los tiempos en Alabama. También podría haberse conectado con los campeones defensores en Georgia. En cambio, Manning optó por escribir su propio legado.

Con su primer tuit, Arch Manning, el mariscal de campo número 1 en general en la Clase de 2023 y posiblemente el prospecto de más alto perfil en la historia del reclutamiento, comprometido con texas. Dado su famoso nombre y su puntaje perfecto de reclutamiento de 1.0000, la promesa de Manning trae a Burnt Orange nuevamente al frente del escenario nacional.

Esa calificación de 1.0000 en el 247Sports Composite es la marca más prestigiosa en el reclutamiento. Solo siete jugadores, tres de los cuales eran mariscales de campo, recibieron esa puntuación perfecta en la métrica. Los tres mariscales de campo –Vince Young, Quinn Ewers y ahora Manning– jugaron o jugarán en la Universidad de Texas. Si Manning finalmente firma y Ewers se queda, la pareja “perfecta” serán los compañeros de equipo en la lista de 2023 de los Longhorns.

Sin embargo, quizás lo más importante para Manning sea el momento. Como miembro de la clase 2023, es casi seguro que será el mariscal de campo titular en Texas cuando los Longhorns ingresen a la SEC, lo que está programado para la temporada 2025. Si todo sale bien, Manning tendrá la oportunidad de ser un talento transformacional en la línea de Johnny Manziel en Texas A&M. Eso es algo que ni Alabama ni Georgia podrían ofrecer.

De acuerdo, ni Ewers ni Manning han lanzado un pase colegiado. Y de los cinco reclutas perfectos anteriores, cuatro nunca ganaron un campeonato nacional: Robert Nkemdiche, Jadeveon Clowney, Rashan Gary y Ernie Sims. Ninguno de ellos era mariscal de campo, por supuesto, y Young dejó Austin, Texas, como uno de los comunicadores de señales más legendarios de la historia.

Con su nombre famoso y una calificación histórica detrás de él, Manning tendrá esas expectativas puestas sobre él desde el principio.

Texas se enfrenta a un momento crítico de reclutamiento

Con Manning a bordo, espere que el reclutamiento de Texas se supercargue, especialmente en la ofensiva. Los Longhorns están priorizando al receptor abierto de cinco estrellas, Johntay Cook II, y al corredor de cuatro estrellas, Cedric Baxter Jr.. El compañero de equipo de la escuela secundaria de Manning, Will Randle, ya está a bordo como recluta de ala cerrada de tres estrellas.

Se espera que más jugadores de alto perfil se comprometan a medida que el proceso termina en el período de firma temprano en diciembre y el Día Nacional de la Firma en febrero. La oportunidad de jugar con Manning debería ser un sorteo sin igual. Cualquier cosa que no sea otra clase de reclutamiento entre los cinco primeros sería una gran decepción para Texas.

Cuando Ewers, un ex recluta No. 1, se retiró de Texas el 28 de octubre de 2020 y luego firmó con Ohio State, presagiaba el final de la era de Tom Herman en Austin. (Ewers transferidos a Texas en diciembre de 2021).

Apenas 18 meses después, Sarkisian ha tenido éxito donde fracasó Herman. Sarkisian podría tener dificultades similares para mantener a Manning a bordo, especialmente si los ‘Horns no cumplen con las expectativas en 2022. Sin embargo, si Manning llega al campus, será un nombre revolucionario para Sarkisian y el programa a largo plazo.

La gestión de la lista será fundamental

Se espera que Manning se inscriba antes de la temporada 2023, probablemente en la primavera. Si la sala de mariscales de campo de Texas va según lo planeado, eso significa que los Longhorns podrían tener hasta cinco becarios en la lista antes de la temporada.

Hudson Card es el único mariscal de campo en la lista con experiencia como titular. Sin embargo, el ex recluta No. 1 Ewers, quien se transfirió de Ohio State en diciembre de 2021, es un favorito para ganar el puesto titular en 2022 sobre Card, el firmante de cuatro estrellas Maalik Murphy y el estudiante de primer año Charles Wright. Para cuando llegue la temporada 2023, Ewers probablemente tendrá una temporada completa de titularidad de su lado.

Manning es un talento especial y debería competir por el puesto de titular de inmediato. Sin embargo, Ewers es un talento singular propio después de obtener el puesto número 1 en la clasificación general y una calificación de 0.9999. Hay una gran posibilidad Ewers se aferra al trabajo inicial rumbo a 2023 sobre el joven Manning. Sin embargo, Ewers sería elegible para el Draft de la NFL después de solo una temporada de superposición, despejando el camino para que Manning tome el control en 2024.

La parte difícil es esta: ¿Qué pasa si Manning supera a Ewers por el puesto de titular? Es probable que Ewers se quede atascado sirviendo como suplente en Texas o sin un año de residencia y posiblemente retrasando su traslado a la NFL, ya que ya ha utilizado su excepción de transferencia de un año. La única otra opción sería que él reciba una exención para jugar de inmediato en otro lugar, y aunque los jugadores han tenido más éxito al solicitarlos recientemente, no es algo seguro.

Si Ewers gana el puesto de mariscal de campo como se esperaba en 2022, probablemente signifique que Card ingresará al portal de transferencias en algún momento. Murphy y Wright también podrían considerar irse si Manning es designado como el siguiente en la fila. El único inconveniente de tener una sala de mariscales de campo con mucho talento es tratar de mantener suficientes llamadores de señal en la lista en un mercado libre virtual. Sin embargo, con talentos como Manning y Ewers, cualquier cuerpo técnico aceptaría esos problemas.

¿Hacia dónde van los contendientes desde aquí?

Ambos ganadores recientes del campeonato nacional, Georgia y Alabama, pusieron muchos huevos en la canasta de Manning. Bama se adelantó al compromiso de Manning temprano y cambió al mariscal de campo No. 56 en general, Eli Holstein, para liderar su clase de reclutamiento. Crimson Tide también ha firmado al mariscal de campo de cinco estrellas Ty Simpson y al mariscal de campo Jalen Milroe, uno de los 100 mejores, en las dos últimas clases. La profundidad en la posición no será un problema.

Mientras tanto, los Bulldogs tienen 12 ofertas a mariscales de campo, según 247Sports, nueve para señalar a los llamadores que ya están comprometidos en otro lugar. Georgia podría priorizar nuevas opciones, como el producto local Top 100 Dylan Lonergan, o apoyarse en la profundidad que ha construido en las últimas tres clases.

Ole Miss hizo quizás un caso tan público como cualquiera para obtener el doble legado. El entrenador Lane Kiffin usó la camiseta de los Gigantes de Eli en su retiro de la camiseta, y los Rebels pintaron “Manning” en las zonas de anotación ese día. Naturalmente, Arch estaba de visita para ese juego. Sin embargo, Ole Miss optó por tomar al mariscal de campo de tres estrellas Marcel Reed, No. 431 en general, de Montgomery Bell Academy en Nashville. Los Rebels también siguen en el sorteo de Jaden Rashada, que se resolverá el domingo 26 de junio en vivo por CBS Sports HQ.

Leave a Comment